Mecanismo de defensa 

Si alguna vez me sientes altiva, quiero que sepas que no es prepotencia lo que late aquí dentro. Sino dolor.
Yo quiero que me admires, así perversa. Lo que busco es que tú que eres esencialmente bueno, desees alejarte de mí. Que me aborrezcas. Entiende esto bien, que no son paradojas, que tan solo es miedo. El pavor a hacerme costumbre, que me veas sin mirarme. 
Cuando tú oigas mis impertinencias, piensa cómo el desdén de mis palabras está fustigándome el alma. Que no es maldad, ni es locura, ni es desgana. Tan solo es el trato que hicimos el destino y yo: verte amanecer impávido a mis esfuerzos obreros por tenerte para siempre. 

Saludos desde El Olimpo.

Afrodita Repipi 

Anuncios

One thought on “Mecanismo de defensa 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s