A rey muerto

“Si hay más trabajo, buscamos una Laura por unos meses, y arreglado”. El hombre soluciona siempre así las quejas de sus subordinados a los picos de trabajo extra que sacuden a la sucursal de esa multinacional de tiempo en tiempo. Y lo cumple, que conste. Otra cosa es que su solución dé resultados. Laura fue una empleada permanentemente temporal -hasta que la ley lo consintió- que hace ya casi una década que no trabaja allí. Joven, “bien-titulada”, eficiente, discreta, carne de cañón para jefes como este hombre, de la hermandad de “a rey muerto, rey puesto”. De los que creen que cualquiera es sustituible, de los que cosificaron a la primera y siguientes Lauras, hasta hacer de ellas una categoría profesional más: auxiliar administrativo, Lauras, oficial administrativo … 
Hay por desgracia muchos individuos, como el sujeto anterior, que consideran que cualquier persona es reemplazable. Error, nadie es igual, es lo que hace a las personas, seres humanos, únicos, indefectibles, imborrables. Por mucho que a veces sea un consuelo, considerar que cambiar a las personas es tan sencillo como cambiar de coche, de móvil o de canal de televisión. Ni un amigo se puede permutar por otro, porque siempre habrá guiños del primero, que el falso sustituto nunca va a cubrir, ni un amante por otro, que hay caricias con denominación de origen, eso lo sabemos todos. 

En el lado opuesto, quienes quieren atribuir cualidades humanas a los objetos. Está bien encariñarse con algunas cosas, más bien por los recuerdos que evocan que por el elemento en sí. Realmente, tenerle aprecio a un pullover o a un simple llavero, es algo elogiable, en especial en una época en la que todo vale lo que dura una temporada, pero tampoco se pueden convertir en un lastre que nos impida avanzar, que es lo que ocurre cuando el objeto casi cobra vida propia, al alcanzar el rango de amuleto. Siempre me ha llamado mucho la atención, más que nada por verlo tan ajeno a mí, los niños pequeños prendidos a su inseparable muñequito y el drama (alentado por los padres) que se organiza cuando la piltrafilla en cuestión se rompe o desaparece. Supongo que algún psicólogo infantil tendría ganas de abofetearme en estos instantes ¡já!. 

Mitómana donde las haya, yo misma, hace tiempo que abandoné el barco de valorar las cosas como bienes insustituibles, supongo que es algo consustancial a ver el fin cerca y a desear aligerar el equipaje de cualquier traba adicional. Tampoco me aferro a las personas, que me urge suavizar el flete, pero eso sí, soy realistamente consciente de que nadie que haya pasado por mi vida ha relevado a otra, porque se puede cerrar la puerta, pero no suplir el significado de un pasado en común.  

Saludos desde El Olimpo 

Afrodita Repipi

 

 

 

Anuncios

4 thoughts on “A rey muerto

  1. En esta vida laboral todos somos “Lauras” pero siento decirte q aunque creamos q somos imprescindibles, y q cuando nos reemplacen nos recordarán….no es así, somos simples peones q desempeña un trabajo, los cuales se miran con lupa para q sean productivos…y en el momento q dejan de ser productivos se tiran a la basura como unas alpargatas viejas. Lo mismo pasa con un amante, se cambia por otro y las caricias y amor q le dio el anterior se olvidan sin más relevancia o con un “hasta siempre”

    Le gusta a 1 persona

  2. Estoy de acuerdo contigo sólo en parte. En el trabajo la gente se sustituye (el q pone un tornillo en una fábrica se va, y viene otro y todo igual). Con los amigos también puede pasar y con el amor te doy un me gusta a eso de las “caricias con denominación de origen”. No sé si se sutituyen pero no se olvidan. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Dos personas pueden hacer el mismo trabajo, pero ese toque personal, que nos hace únicos, es irreemplazable. En el trabajo, en la amistad, en el amor, PRI, será insustituible, así como lo es Afro. Gracias por tu “me gusta”. Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s