Los Olimpos de Afrodita

Me respondió un amigo libertario, cuando le conté acerca de un sexto intento fallido en El Olimpo, que el fracaso no era mío sino de quienes lo han hecho fracasar. He de reconocer que eso de emular a Rousseau y echarles las culpas a los otros, me atrajo consoló poderosamente, pero una vez enjugadas las lágrimas, estoy dispuesta a admitir que sobrestimé mis capacidades comunicativas, y aunque aún sigo defendiendo que la idea de un Olimpo, tal y como yo lo concibo, es posible -ahora contaré por qué- sí he de admitir que no he sabido trasmitir qué y para qué está concebido El Olimpo.

Escamada ya por el cuarto cierre olímpico, y coincidiendo con la casual intención de un compañero de fatigas, decidimos abrir un Olimpo foráneo, algo así como un consulado en tierra ajena. Realmente fue más idea suya que mía, yo le ofrecí la infraestructura, como quien dice. Mi compañero debe gozar del favor de los dioses que a mí en solitario se me negaba (tanto devaneo olímpico me ha debido pasar factura ¡snif!) porque este Olimpo formado por absolutos desconocidos está funcionando muy bien. Hay debate, hay discusión, información y sobre todo, respeto.

¿Qué era lo que yo pretendía? No es difícil. Yo puse tan solo el medio en el que todo lo detallado en el párrafo anterior fuera posible, a saber, un lugar en el que comunicar, nutrirse de información bien sea a través de un debate, o tan solo por el mero hecho de conocer opiniones distintas. E insisto, puse tan solo el medio, El Olimpo NO es mío, luego yo no puedo ni poner reglas, ni tutelar, ni ser juez. Ninguno de estos papeles me atrae, y su existencia ya es contradictoria con la idea intrínseca de El Olimpo, de libertad y de deferencia hacia la reacción de sus componentes.

Me han dicho que he intentado mezclar churras con merinas, que hay gente que no sabe debatir, sino insultar, que hay gente que no sabe qué decir. Y esta es quizá una de las cuestiones que más me ha fastidiado, me niego absolutamente a subestimar a cualquier componente pasado o futuro de El Olimpo. Me temo que subyace la idea errónea de un Olimpo solo para eruditos (entrecomillado adrede y en negrita), y nada más lejos de la realidad, yo entiendo un debate vivo, actual…y que sí, que el colega Aristóteles valía un potosí, y qué interesante debe ser saberse su teoría del conocimiento de pe a pa, pero seamos sinceros, nos resulta  a la mayoría soporífero si lo comparamos con cualquier noticia que nos afecte hoy… sin necesidad de caer en la vulgaridad. Ni mil Olimpos cerrados podrán despojarme de mi fe en cada uno de los que allí hemos estado aguantado su descomposición como valientes. La otra cuestión,  que más que fastidiarme, me entristece, es la de los abandonos por disgustarle oír ideas contrarias, ¿tanto afecta al ego humano saber que tuya es tan solo una porción limitada de la realidad?.

En fin, termino ya, espero no quitar el sueño a nadie si afirmo que la idea quijotesca de El Olimpo, sigue ahí, de momento triunfando fuera de sus fronteras, pero con la certidumbre de que algún día, no sé sabe cuándo, ni con qué argumento, por fin conquiste su lugar.

Saludos desde El Olimpo

Afrodita Repipi

Anuncios

4 thoughts on “Los Olimpos de Afrodita

  1. Parece claro que si otros foros anteriores tenían la misma hechura y fracasaron mientras que este no, las razones de tal diferencia han de atribuirse a los elementos (factores) que hubiesen intervenido en los anteriores y no en este. Como en ocasiones me basta una leve insinuación para comprender las cosas, esta vez daré las gracias y me retiraré discretamente.

    Sean muy, muy felices, que seguro que sí.

    Me gusta

      • Creo que no empleé el verbo desear sino el de convenir. Sé leer y, aunque agradezco (siempre que no es inoportuno) el buen consejo y por caritativo tengo a quien lo da, suelo saber expresar lo que quiero decir. El foro lo hacen varios y todos contribuyen a marcar el rumbo que quieren que siga, simplemente quise decir y dije que si ustedes creían que ahora iba mejor (habría que seguirlo para saber qué entienden por mejor, a mí el mero hecho de que esté animado no me basta ) se puede rastrear la causa, lo hice y, según mi conclusión, no me parecía razonable seguir si es la causa la presencia e intervención de este servidor. Nada más. Nada menos.

        Me gusta

      • Ignitum, el “foro” (¿foro?) al que haces mención, sencillamente NO existe, así que difícilmente puede ir mejor. Está muertito. Por eso te pedí que releyeras. Hay otro Olimpo, cierto, pero en otra aplicación y que de hecho ha coexistido con el “foro” (¿foro?) que tú has conocido. Espero haber aclarado tus dudas, si es que había alguna.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s