Título pendiente de decidir

La tienda de juguetes en la que compré la “bola mágica que da respuestas” estaba en un pueblo que nos cogía de paso, no recuerdo el nombre, solo sé que aun siendo el mes de mayo y estando tan lejos de Europa, hacía un frío imposible de aceptar, así que regresé al trote al coche para revisar mi pequeña adquisición. La primera respuesta debió servirme como premonición general sobre el futuro “respuesta confusa, inténtalo de nuevo”. Vaya… Sin embargo desde hace ya años, aun siendo muy cabal y sabiendo que se trata tan solo de un juego, agito la bola a modo de oráculo. Como diversión, sí, pero también como forma de ver plasmado en algo material la respuestas que ya sé…o no.

Juegos como la bola mágica se han inventado muchos, hay “dados de decisión” para ocasiones generales o particulares (cumpleaños, despedidas de solteros..argh.. etc.), y sobretodo hay miles de páginas de internet o apps para móvil en las que tan solo hay que escribir la pregunta que te corroe el alma y esperar la decisión objetiva de la máquina. Quienes programaron el invento son listos, hay que reconocerlo, porque rara vez hay respuesta que uno no pueda adaptar a su situación particular, a saber:

 ¿Debo hacer macarrones hoy?–> Sí, definitivamente

¿Me llamará mi novio? –> Sí, definitivamente

¿Me quedaron bien las mechas? –> Sí, definitivamente

¿Hay vida en otros planetas? –> Sí, definitivamente

 La vida sería si no perfecta, mucho más asequible si tales artilugios no fueran invento de Mattel ® sino de la divinidad o en lo que uno quiera creer. De hecho supongo que los creyentes me reclamarán que la divinidad nos regaló generosamente la libertad de decisión. Pues sinceramente, yo muchas veces no la quiero, ojalá alguien decidiera por mí muchos asuntos, o simplemente el peso de lo que haya que resolver no recaiga sobre mí, sino que es “lo que toca” . El famoso psicólogo suizo Jean Piaget (1896-1980) tras observar a sus propios churumbeles, estableció dos fases en la evolución moral de los niños, la de heteronomía y la de autonomía, en la primera, uno se comporta como un borrego y hace lo que la autoridad le ordena sin rechistar, y en la de autonomía, pues ya sabemos lo que ocurre, es la fase de poner peros a todo y de o negocias o paso de ti, a eso le llaman evolución a la pubertad. ¿Qué ocurre después? Pues que a muchos nos gustaría involucionar ocasionalmente y convertirnos en heterónomos vocacionales. Sí, señor.

Sé que es una actitud muy poco valiente, pero es tan condenadamente difícil acertar ante determinadas situaciones. A ver, a veces contamos con el comodín del corazón y la conciencia, que nunca engañan: si decides seguir con tu pareja, o es porque la quieres realmente, o porque existen razones de peso (hijos, estatus económico), que hacen que tu decisión sea clara y consciente. Pero hay otras resoluciones que uno toma de forma inconsciente, ejemplo: aceptar un trabajo movido por el entusiasmo tras años en el dique seco del desempleo o escapando de otro empleo insoportable; y otras que realmente te crean quebraderos de cabeza por mucho que uno las piense y observe con frialdad desde todos los ángulos posibles, pueden ser muy simples: ¿le vuelvo a llamar y reanudamos relaciones o lo dejo correr y adiós para siempre?.  

Como mi estado actual es de indecisión, y a modo de homenaje hacia un país injustamente denostado, termino con una reflexión, enigmática, como todo él, de otro ilustre suizo, Carl Gustav Jung (1875-1961):

“Las grandes decisiones de la vida humana tienen como regla general mucho más que ver con los instintos y otros misteriosos factores inconscientes que con la voluntad consciente y bien el sentido de razonabilidad.”

Saludos desde El Olimpo.

Afrodita Repipi

Anuncios

One thought on “Título pendiente de decidir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s