Fallo

Mi diosamiga Carmen Mmm, experta en poemas y capullos en flor, tuvo a bien indicarme un error garrafal cometido en el blog ( https://afrorepipi.wordpress.com/2014/10/10/la-chispa/ ) acerca de la autoría del poema “Queda prohibido”. Los versos, que además estaban incompletos, NO son de Pablo Neruda, sino de un autor español, lamento decir que desconocido por mí, así que escribiré su nombre en mayúsculas: ALFREDO CUERVO BARRERO, yo no sé si esto subsane la equivocación. Más información sobre el error la podéis encontrar aquí:

http://kajanegra.com/secciones/expresiones/item/2252-el-poema-que-neruda-no-escribio

Y aquí, en su blog:

http://centroycontorno.blogia.com/2014/020601-entrevistado-por-aline-marquez-www.kajanegra.com-.php

Algunos leeréis y me disculpareis (espero, ¡ups!), comprendiendo que si el error deriva de una equivocación que ya existía en la red, pues tampoco es tan grave. Bueno, está bien, el caso es que este blog es de andar por El Olimpo, admito que conocía el poema –creyendo siempre que era de Neruda- y no hice más que copiar y pegar, y salvo el rechinar de dientes que eventualmente ALFREDO CUERVO BARRERO pudiera tener, no hay más trascendencia. Pero ¿qué hay de la información que realmente conlleva consecuencias? ¿No habéis oído más de una vez: “he leído en internet”, “es que lo dice Wikipedia”, “es que lo han colgado en la web www”…?. Pocos, yo desde luego no, nos paramos a pensar la cantidad de información que recibimos desde que la era digital irrumpió en nuestras vidas. Y son menos aún, los que cuestionan si esa información puede ser errada o no, de forma malintencionada o no, y arruguemos el alma un poco más, porque la posibilidad de que nos engañen o manipulen es tan sencilla como a darle “enviar”. Honestamente, a veces pienso que vivir en la bien llamada bendita ignorancia, es un pasaporte hacia una vida más longeva, ¡hala! que te engañen y no te des cuenta, y apuesto a que llegas a los noventa con la presión arterial de un bebé. Pero para eso muchos deberíamos nacer otra vez. Y de nuevo, sin contrastar información (tengo delito), me pregunto, si no se habrán dado casos, en los que de alguna noticia falsa, se desaten consecuencias para todo un país, o para la reputación de una persona, y todo bajo la única justificación de “es que lo han publicado en internet”,  y con eso nos vale.

Mi intención no es incrementar las ventas de Lisinopril, sí lo es incitar a la duda, a no justificar verdades absolutas porque viene en internet, porque lo dice todo el mundo, o incluso porque lo dice alguien que nos inspire credibilidad. Si se incita un debate, más vale perder cinco minutos intentando buscar veracidad en lo que decimos, a justificarse a la ligera en fuentes que, como me ha sucedido a mí, no tienen por qué ser verdaderas.

Como considero que la parte más perjudicada de mi equivocación no es otra que el poeta ALFREDO CUERVO BARRERO, me gustaría terminar este texto con uno de sus poemas, y de nuevo reiterar las gracias a mi amiga Carmen Mmm por advertirme de mi descuido.

¿No estás cansado?

¿No estás cansado de quejarte?,
¿de tener siempre dudas en tu mente?,
¿no estás cansado de no valorarte?,
¿de no querer a las personas que se lo merecen?
¿ Te gusta estar a las órdenes de los demás?,
¿ de no pensar por ti mismo?,
¿ de no ser responsable de tu vida?,
¿ no estás cansado de sentir odio?,
¿ de luchar contra un demonio que no existe?,
¿ no estás cansado de escuchar hipocresía?,
¿ de sentirte inferior a la mayoría?,
yo sí, yo sí estoy cansado de fingir,
de tener miedo a morir,
miedo que significa que no he hecho,
todo lo que está en mí.
Quiero vivir, experimentar, soñar,
quiero madurar, comprender, amar.
No hemos venido aquí para sufrir,
para ser esclavos de los demás.
No hemos venido aquí para llorar,
para andar por un valle seco, sin mar.
No hemos venido aquí para irnos sin más,
para olvidar nuestra vida, nuestro caminar.
No hemos venido aquí para tener miedo,
para estar pensando quién me atacará.
Estamos por encima de todo, del rencor,
de la incomprensión, del dolor,
de quienes se creen dioses que arrebatan vidas,
de quienes tienen tanto miedo a los demás,
que su única forma de existir,
es causar dolor y maldad.
Estamos por encima de la depresión,
hay que dar tiempo para poder olvidar,
olvidar tu cara diciéndome adiós,
olvidar lo que se pudo hacer,
y nunca más ocurrió,
olvidarnos a veces de nosotros,
y contemplar el mundo que tenemos alrededor,
y ver que podemos dar,
para hacerlo un poquito mejor.

 

Saludos desde El Olimpo

Afrodita Repipi

Anuncios

One thought on “Fallo

  1. Buenos días. Para algunos Internet irrumpió en sus vidas y todo es Wikipedia y poco más. Sin mayor criterio. Para otros Internet interrumpió sus vidas. Confiando en… Dejaron lo que tenían cerca.

    Para pocos Internet ha servido como herramienta de desarrollo personal.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s