QUÉ SERÁ, SERÁ… (inspirado por Maluca Tijeraso)

Hoy hablaré de mí, o del blog para ser más exactos. No seáis maliciosos, que no se trata de falta de ideas. Tampoco de hacer balance. Ayer le contaba a un amigo que mi mayor interés se centra en las relaciones humanas, y de ellas las reacciones después de ciertos estímulos. Y lo creáis o no, el “micromundo” de este blog que nació casi por un impulso, ha generado reacciones con cierta trascendencia.

Empezaré por mí. Las estadísticas de WordPress muestran una friolera de lectores, no voy a decir números, pero honestamente confieso que me ha sorprendido e incluso abrumado (sí, Afrodita enrojece de vez en cuando). Y… han habido varias críticas, que he sido tan maliciosa como para no publicar. Realmente me hubiera gustado que las críticas fueran al tema, y no fruto del despecho. Han habido algunas alabanzas, también desmedidas, que he intentado ser medianamente justa, y no he publicado, porque a su vez, son fruto de la adoración que se me profesa (ainsss…) y no de la entrada en cuestión. Mi reacción censuradora me sorprende, nunca he creído en quien cercena información, aunque ésta sea inútil. Pero en ello estamos, y el caso es que no me arrepiento. Así que mi reacción post-blog es censora, sin remordimientos y comprensiva antes quienes se hayan visto en las mismas circunstancias, cosa que antes me parecía inadmisible sin excepción.

Sigamos con otras reacciones. Han sido muchos, muchos, los que para mi sorpresa se han adjudicado el protagonismo de algunos “posts”, las razones no las tengo claras, un exacerbado egocentrismo, ombliguitos de El Olimpo, o incluso puede que yo misma haya dado pie a la confusión. Puedo prometer y prometo, que lo publicado es más espontáneo que las reacciones producidas, que los temas tienen un motivo, pero el papel principal, salvo que aluda directamente a alguien suele ser para nadie o para una generalidad de individuos. Sin embargo, bajo el estímulo de entradas como La Leyenda u Osito, se ha producido algún que otro doloroso fenecer en El Olimpo de Afrodita. Menos mal que somos dioses, la posibilidad de la resurrección siempre flota en el horizonte.

En otros casos, hay quienes se detienen conmigo en las calles de El Olimpo y me cuentan situaciones similares que han experimentado, maravillosa esa reacción de confidencia que da la cercanía del anonimato. Hay a quienes se les despierta la llama de la curiosidad, hacen apuestas por saber quién es tal o cual, o incluso por saber el grado de implicación que yo misma tengo en lo que Afrodita va soltando.

Y no extrañe que a veces hable de ella, de Afrodita, en tercera persona, sé que me muevo en las aguas de la ambigüedad entre quién es el personaje y quién escribe. Decían en aquella serie de televisión fantástica, que la verdad está ahí fuera, acaso sea atribuible a este blog, o tan solo hay que mirar lo escrito desde la perspectiva de la más pura lógica y conceder a los hechos la verdadera importancia que tienen.

Saludos desde El Olimpo

Afrodita Repipi

Anuncios

4 thoughts on “QUÉ SERÁ, SERÁ… (inspirado por Maluca Tijeraso)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s