OSITO

Uno de los tópicos más recurrentes acerca de qué nos gusta a las féminas en un hombre es el de que éste sea malote (el vulgar cab….nazo, vaya). Para gustos, los colores, pero quien se decante por unos de ellos, que se pregunte por sus escasos niveles de autoestima primero.

Sin embargo, no es de esto de lo que quiero hablar, realmente éste es un merecido homenaje a un individuo que cumple fehacientemente con todo lo que las diosas buscan en un hombre. Hablemos de “el prototipo”. Que, sí, temblad chicas, ÉL existe y campa a sus anchas por El Olimpo.

El prototipo basa el secreto de su éxito en poseer y ofrecer de todo un poquito. Él no es un canalla, pero tiene su puntito de maldad, no es un santurrón, pero tiene su pizquita de ternura, no es un revoltoso, pero le gusta jugar. Si tienes la suerte de conocerle, sentirás que eres eso, afortunada, porque el prototipo, te hace sentir que él es como tú, si te gusta cotillear, te contará sus secretos, si te gusta contar tus cuitas, él te oye, si quieres consejo, él te los da con sinceridad, y si quieres reír, es exquisitamente divertido. Pero como decía, en pequeñitas dosis, que él no es un hombre de excesos.

ornitorrinco

La mascota de “el prototipo”.

A veces cuando le dejo me pregunto, por qué de “el prototipo”, de este seductor nato, no se llegaron a fabricar más modelos. En qué cabeza cabe que a las diosas nos gusten los groseros sin conversación o los eruditos que hacen bostezar. Si todos fueran como él, que no es sencillo, pero te hace sentir confortable, la vida en El Olimpo sería si no perfecta, armoniosa.

Sin embargo, conocer a “el prototipo” no está exento de riesgos. He sido testigo de cómo más de una diosa ha caído en la más que comprensible tentación de enamorarse de él, craso error, nuestro prototipo se debe a su público. Él no está vacante, siento desilusionar a quien se encuentre en estos momentos enviándome un mensaje de “PRESÉNTAMELO”, no seáis egoístas, queridas. El prototipo es para todas, para que nos acordemos que ser un encanto, es posible, y por qué no, para ellos, para que sepáis que las diosas no somos tan enrevesadas, que no queremos malotes que hagan la vida miserable, sino prototipos que te hagan sonreír, cuando vas a la cama y lees su “buenas noches, preciosa”.

No cambies nunca, Osito.

Besitos desde El Olimpo

Afrodita Repipi

 

Anuncios

2 thoughts on “OSITO

  1. Hola afro, no creo que ese seductor sea una persona en concreto sino mas bien una fase por la que casi todos los hombres pasamos, el resto me parece una descripcion magnifica.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s